<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d13226666\x26blogName\x3dGazapping\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/\x26vt\x3d4069063535188383637', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

6.04.2005

Pepas para abrir el apeto

Sí, ja ja, ja ja, todos nos reímos, todos hemos oído que los campesinos llaman "ocal" al eucalipto (porque creen que es "ocalito"), y que en algunos pueblos de los Llanos dicen que un plato está "exquiso". Pero lo que pocos saben es que esa aversión al diminutivo afecta al lenguaje de todos los colombianos. ¡Pero no es aversión al diminutivo, que se usa a todas horas, sino esa invención de falsos diminutivos!

Yo recuerdo que a las muchachas que se llamaban "Margarita" todo el mundo las llamaba "Márgara". Es un caso: "Margarita" no es ningún diminutivo, sino la palabra griega que quiere decir 'perla'. De ahí ese otro malentendido frecuente de la cita bíblica "No echéis vuestras margaritas a los cerdos", producto de una mala traducción. Lo que se echaría a perder en tal caso serían los cerdos y no las margaritas.

Otro término que puede confundir es "meteorito", que no es en absoluto diminutivo de "meteoro".

El falso diminutivo más frecuente es "pepa". Esta palabra se usa en España para referirse a las Josefas o a las Josefinas, como es el caso de la cantante Marisol, Pepa Flórez. Acerca de las semillas de los frutos, y de las grajeas o pastillas que se toman como medicamentos, copio la definición del diccionario de María Moliner:

pepita.
(Del latín «pituita», mucosidad, a través de un supuesto latín vulgar «pippita»; véase «PITUITA»; la acepción «semilla de fruto» puede explicarse por haber servido originariamente la palabra para designar la substancia mucosa en que están envueltas las del melón.)
1. «Moquillo». Enfermedad de las *gallinas consistente en un tumorcillo que se les forma en la lengua.
(T., «gabarro».)
2. Simiente de las frutas y frutos carnosos, como la pera, la uva, el tomate o el melón.
(V.: «Tito. ÔDespepitar».)
3. Trozo rodado de oro u otro metal en estado nativo, que se encuentra en terrenos de aluvión.
(V. «palacra».)

El diccionario de la Academia, que sí registra la forma 'pepa', dice al respecto:

Pepa
1. f. pepita2, semilla o simiente de algunos frutos.

Pepita
De etim. disc.
1. f. Simiente de algunas frutas; como el melón, la pera, la manzana, etc.
2. Trozo rodado de oro u otros metales nativos, que suelen hallarse en los terrenos de aluvión.

EN TODOS LOS CASOS, nadie encuentra en ningún clásico el término pepas para hablar de las semillas de las frutas. Y tengo entendido que fuera de Colombia no existe ese uso.

Alguna vez me gustaría explicar que todo el problema del atraso es el conocimiento y sobre todo el lenguaje. Colombia no podrá competir en manufacturas con China y el resto de Asia, pero los productos culturales serán cada vez más decisivos en la economía de las sociedades. Lo que pasa es que no podrá competir un país poblado por gente cuyo lenguaje es motivo de burla por los supuestos consumidores.

Comments:
Que buen post, loco. No conocía su blog pero seré visitante permanente. Lo invito a que conozca el mío, LA PETITE MERDE: http://lapetitemerde.blogspot.com/
 
Pues en el caribe es frecuente decirle a los cabezones, que tienen la cabeza "como un mamey de tres pepas". Nadie diría "como un mamey de tres pepitas". Y siempre ha sido "pepa de guama", no pepita.
 
Me alegró mucho volver y constatar que Gazzaping sigue con su actividad en pro de la gramática. Estaba buscando una referencia de cómo es que se nombran las décadas, para un comentario en el post de A. Gaviria, La decada maldita. ¿No había algo explicativo aquí? No lo encuentro.
 
Adán, acerca de las décadas, lo normal es "los ochenta", lo más frecuente. "Los ochentas" me suena raro, y "los 80" también.

Acerca de "pepa", la confusión debe de ser bastante antigua y arraigada. En todo caso lo que registro yo es que "pepita" no es el diminutivo de "pepa" sino una palabra nacida de "pituita" (baba) y que se refería a las semillas del melón. En el diccionario de María Moliner (hacia 1950) "Pepa" aparece como "Josefa", pero en ningún caso como "semilla". En las últimas ediciones del diccionario de la RAE sí aparece "pepa", pero su definición es "1. pepita (ǁ semilla o simiente de algunos frutos). pepita". Es decir, remite a "pepita".

En cualquier caso es un falso diminutivo.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?