<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d13226666\x26blogName\x3dGazapping\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/\x26vt\x3d4069063535188383637', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

12.02.2005

Diez datos importantes para los blogueros

Lo que más me gustaría es que este blog fuera útil a la gente que escribe blogs para mejorar su escritura y que de ese modo los argumentos fluyeran sin la obstrucción de las diferencias de nivel cultural ni las confusiones derivadas de un conocimiento rudimentario del idioma. Creo que es algo que está al alcance de cualquiera, menos de los que observan las lenguas desde la atalaya de un saber ecuánime y ven todas las innovaciones como cambios deseables (perdón por la redundancia, a esa gente se la podría definir como «los que aplauden los cambios y nunca cambian»).
______En ese sentido, este blog no es igual a otros porque los lectores nuevos encuentran las cuestiones más importantes en los posts más antiguos. Me gustaría que se considerara una llamada de atención sobre algunos usos mejorables, cosa que, repito, sólo requiere prestar un poco de atención.
______Por eso intentaré hacer una lista jerárquica de los errores más graves, algo que cualquier lector puede leer en pocos minutos y plantearse corregir si nota que es algo que hasta ahora usaba. Sin duda esos errores son obvios para la mayoría de los lectores, pero desgraciadamente no ocurre con la mayoría de los colombianos: si consiguiéramos al menos a partir de la blogosfera mejorar poco a poco el lenguaje, podríamos estar orgullosos.
______Quien tenga interés en profundizar en esas cuestiones debería leerse los posts antiguos, y también prestar atención al Archivo, donde encontrará una lista larga de incorrecciones frecuentes y un glosario de falsos amigos.

--> 1. Los verbos en español en la conjugación de presente de tercera persona de plural («ellos», «ellas», «esos», «esas», «aquellos», «aquellas», «estos», «estas», «ustedes») terminan en n. En ciertos casos llevan una forma de pronombre: se - me - te - le. Por tanto ningún verbo termina en sen - men - len. Pero la mayoría de los colombianos usan esas formas: «delen», «siéntesen», póngamen», «hágasen los bobos». ¿Por qué eso? Yo creo que es porque no les gusta «VERSEN» como lo que son. Esto es raro en la blogosfera, pero por si acaso es mejor saberlo, recordarlo, combatirlo...

--> 2. El complemento directo de los nombres plurales se expresa por la partícula los y el complemento indirecto por la partícula les. Cuando deben ir juntas ambas formas, se reemplaza «les» por se: «Explico este problema a los lectores» = «Se lo explico». «Lo» expresa el complemento directo de «explico», eso que explico es sólo una cosa, por eso va en singular. Pero la mayoría de los colombianos dirían en esa ocasión «Se los explico». Tan terrible es esa confusión que un... lector me copió con jerga triunfal esta frase de García Márquez:
______«Su castellano enrevesado fue asombro de poetas, desde el día memorable en que encontró los fósforos que se le habían perdido al tío Juan de Dios y se los devolvió con su jerga triunfal:
______-Aquí estoy, fósforo tuyo».
______Es sólo un caso de nuestro mundo, que se expresa en el lenguaje. Ese... lector ni siquiera se toma el trabajo de entender que «se los» es correcto cuando el objeto o complemento directo es plural, como es el caso, sino que cabalgando el corcel de la rebelión lingüística viene a descalificar lo que no ha entendido. [Más sobre este tema...]

--> 3. El verbo «haber» no se conjuga delante de sustantivos sino de otros verbos. Pero la mayoría de los colombianos dicen «habían varias posibilidades», «habíamos cuatro», hubieron muchos escándalos», «pueden haber problemas», «habrán días mejores». La causa de ese error es la confusión con respecto a la forma hay, que va delante de nombres singulares y también plurales: lo correcto es usar siempre formas singulares: «habrá días mejores», «puede haber problemas», «hubo muchos escándalos», «había conmigo cuatro» («éramos cuatro»), «había varias posibilidades». [Más sobre este tema...]

--> 4. Ciertas construcciones verbales usan la preposición «de», algunos verbos, como «acordarse» «alegrarse»(«de algo»), y sobre todo perífrasis verbales, como «darse cuenta», «estar seguro», «ser consciente» («de algo»). Pero la mayoría de los colombianos en las frases en que a estas construcciones sigue una frase subordinada introducida por la conjunción «que», obvian la preposición «de», de modo que se oyen frases como «Me di cuenta que era tarde», «Estoy seguro que no lo sabe nadie», «se alegró que la saludara». O bien se introduce un «de que» en casos en que el verbo no lo lleva: «Pienso de que no lo aprenderé». [Más sobre este tema...]

--> 5. En español los adverbios (las palabras que califican a los adjetivos y a los verbos, como los terminados en «-mente») no tienen género, no hay un «nunca» masculino ni un «siempre» femenino, aunque puede que sí haya un «no» femenino, pero eso no forma parte de la correccion lingüística. Pero la mayoría de los colombianos tienden a usar expresiones como «delante mío», «encima suyo», «detrás nuestro», etc. En esos casos se debería decir «Encima de mí», etc., aunque en la mayoría de los casos no hace falta: «Detrás venían los dos atracadores con sus cuchillos pero yo corría más rápido». [Más sobre este tema...]

--> 6. La mayoría de los colombianos, sobre todo los que tienen educación, tienden a preferir las formas más aparatosas de expresión, los verbos más largos, como «utilizar» en lugar de «usar», «realizar» en lugar de «hacer», «desear» en lugar de «querer», «poseer» en lugar de «tener», «escuchar» en lugar de «oír» (son cosas bien diferentes), «colocar» en lugar de «poner», «cancelar» en lugar de «pagar», «extraer» en lugar de «sacar» o «finalizar» en lugar de «terminar». Es una tontería pensar que esas palabras largas son más elegantes o más «cultas», y a menudo se hace el ridículo usándolas. [Más sobre este tema...]

--> 7. El «que» galicado es un viejo vicio que se difundió por influencia del francés y que predomina en toda Latinoamérica. Se trata de confundir el pronombre relativo «que» («El que no trabaja no come») con la conjunción «que» («Dicen que por las noches no más se le iba en puro tomar»), o bien de usar «que» en casos en que debería decirse «como», «donde», «cuando». Es un error en el que no sólo incurren la mayoría de los colombianos sino casi todos los escritores latinoamericanos, pero eso no lo legitima. Es fácil al hablar y escribir prestar atención a los casos en que «es que», «fue que» se pueden suprimir: «Por eso es que dudo» («Es por eso que dudo») en buen romance sería «Por eso [es por lo que] dudo», «Entonces fue que llegaron» («Fue entonces que llegaron») en buen romance sería «Entonces [fue cuando] llegaron», etc. [Más sobre este tema...]

--> 8. Con frecuencia se ven en los blogs errores gramaticales derivados de una incorrecta comprensión de la escritura y de la separación de sílabas. Pocos editores distinguen con acierto «si no» («if not») de «sino» («but»), «entorno» («ambiente») de «en torno» («alrededor»), «sobretodo» (abrigo) de «sobre todo», «haber» (verbo) de «a ver» («muéstreme»). La mayor parte de estos errores son comunes a la mayoría de los colombianos. [Más sobre este tema...]

--> 9. Un vicio muy desagradable que se ha difundido en Colombia en las últimas décadas es el de suprimir las terminaciones «me», «se», «te» en frases en que hay dos verbos que las llevan: «Déjenme quejar» «no me ayudan a afeitar». La mayoría de los colombianos incurre en ese error, que violenta el sentido de los verbos, pues «acordarse» no es lo mismo que «acordar». Otro problema parecido es añadir «se» a la expresión «darle a uno la gana». Otra cosa que valdría la pena desterrar. [Más sobre este tema...]

--> 10 El último lugar quería asignarlo al viejo «entre más» (para comparar lo correcto es «cuanto más», «cuantos, cuántas, más»), pero hay una cosa que veo cada vez más en textos escritos por colombianos, y es la incapacidad de acordarse de poner dos erres en las palabras compuestas en las que la segunda palabra empiece por r, como «ciclorrutas». Creo que es lo más particular de la blogosfera que he encontrado, algo que en otros lugares resultaría incomprensible. [Más sobre este tema...]

Comments:
Permítaseme agregar otra “incorrección”, una que encuentro cada vez más frecuentemente en los blogs. Se trata de la confusión entre sujeto lógico y sujeto gramatical. La concordancia en español, según indican las más estrictas normas sintácticas, debe establecerse siguiendo las leyes de la gramática, y no las de la lógica. Entonces, supongamos el siguiente sujeto: “la mayoría de mis amigos”. Si bien es un sujeto que tiene un referente plural (un subconjunto dentro del conjunto de mis amigos), el núcleo sintáctico del sujeto es un nombre en singular (“mayoría”) y deberá regir, por tanto, un verbo en singular. Sin embargo, muchos webloggers confundidos tienden a establecer la concordancia no entre el verbo y el núcleo del sujeto (como indican las reglas) sino entre el verbo y el núcleo del modificador del sujeto. Es notable la frecuencia de este “error”. Mire si no estos ejemplos, tomados de un mismo post:

“Pero la mayoría de los colombianos usan…” (punto 1)
“Pero la mayoría de los colombianos dirían…” (punto 2)
“Pero la mayoría de los colombianos dicen…” (punto 3)
“Pero la mayoría de los colombianos [...] obvian la preposición…” (punto 4)
“Pero la mayoría de los colombianos tienden a usar expresiones…” (punto 5)
“La mayoría de los colombianos [...] tienden a preferir…” (punto 6)
“Es un error en el que no sólo incurren la mayoría de los colombianos…” (punto 7)
“La mayor parte de estos errores son comunes a la mayoría de los colombianos.” (punto 8)

Sorprendentemente, en el punto 9 del mismo post, se acierta en la forma “canónica”,
“La mayoría de los colombianos incurre en ese error”
ilustrando que hay inseguridad e inconsistencia al respecto (típicas de todo cambio lingüístico en progreso).

Este fenómeno se conoce en teoría de la sintaxis como “attraction in number agreement”.
Por supuesto que a mí me parece un “error” completamente intrascendente y me parece muy lógico que suceda. Y no creo que deba “combatirse”. Pero ya que usted es tan estricto con el cumplimiento de las normas sintácticas, se me ocurrió que podría interesarle. Si se pone a pensar, es un caso muy parecido al de “se los dije”: una idea de pluralidad que se manifiesta morfológicamente donde no corresponde.

Cordiales saludos desde el brioso corcel de la rebelión lingüística.
 
¡Bravo, Jaime! Esa es la rebeldía lingüística que queríamos que admitiera. No creímos que sucumbiera tan rápido, usted que es tan terco a veces.

Bueno, sorpresas te da la vida.
 
Jaime, al margen, creo que su template de gazzaping se dañó.
 
Para Mer: Escribiré ahora mismo un post sobre el asunto.

Para J.: no entiendo por qué cantar victoria, muy mal. Y hasta donde yo puedo comprobar la plantilla de gazapping (que cambié ayer) está bien, cabe mucho más texto en la pantalla y se puede poner la dirección. Ya estaba harto de la otra plantilla.
 
Está un poco fea. No me gusta la información al final. Mejor, si es así, quitarla (la información al final, quiero decir, el resto se ve hasta bien).

Lo de la victoria era, por supuesto, una broma. Me dio mucha risa el comentario de Mercedes. Particularmente, dado el tono suyo en la entrada comentada.
 
ya. tengo una pregunta.
Si uno dice, por ejemplo, "estoy conciente de que" esta mal dicho?
porque pense que no ya que uno esta diciendo de que no esta conciente.
Era solo eso. Si escucho una vez mas debo de, me voy a pegar un tiro con un banano.
 
Hola, soy de Venezuela, educadora y tengo un comentario acerca de un error que cometen mis alumnos. En muchas ocasiones escriben los verbos utilizando "s" al final como si de inglés se tratase (conjugando a la 3era. persona del singular) o como si pretendieran pluralizar el verbo. Les explico mejor "¿Juan, ya fuistes a tu casa?, ¿Maria ya te dormistes?". Realmente me impresiona que no se les haya corregido con anterioridad (no comenté que imparto clases a nivel universitario).
 
Lina, no, "estar consciente" suena un poco raro. "Ser consciente de algo". Si ese algo empieza con que, siempre "de que". "Soy consciente de que es difícil. Y también "deber de" es correcto cuando se trata de probabilidad. "Esa señorita debe llevar ropa interior limpia" alude al deber de todas las alumnas del internado. "Esa señorita debe de llevar ropa interior limpia, si no es increíble que salte así", alude a la probabilidad de que lleve ropa interior limpia, no a su deber.

Aurora: eso de dijistes es común en muchísimas regiones de América y de España. Al parecer esa "s" se añade porque en las otras formas la segunda persona lleva una "s" (hablo-hablas-habla; hablaba-hablabas-hablaba; hablaré-hablarás-hablará, etc.). Y es muy difícil de corregir porque el habla no es una operación calculada. En lugar de desesperarse porque haya quien hable así, estaría bien conseguir que algunos empiecen a expresarse bien. No es imposible.

Gracias por participar.
 
Saludos desde Caracas.
Quisiera salir de una duda. Cual es la forma correcta de decir lo siguiente: "Yo presenté a Pedro a Pablo". Tomar en cuenta que lo que se quiere decir es que yo los presenté a ambos.
Yo creo que debería ser asi: "Yo presenté a Pedro con Pablo", sin embargo la prof. me dijo que no.
 
Anónimo: "Yo presenté a Pedro a Pablo" es correcto, pero evidentemente feo. "Yo presenté a Pedro con Pablo" no es correcto, uno no presenta a alguien "con" otro. En esos casos lo apropiado es usar otros términos: "Yo se lo presenté", "Yo los presenté". No todo lo que es correcto se debe usar.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?