<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d13226666\x26blogName\x3dGazapping\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/\x26vt\x3d4069063535188383637', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

6.18.2005

El inventario infame de la hipercorrección

El Buda formuló sus cuatro nobles verdades acerca de la relación del sufrimiento con los deseos y la forma de curarse, de no sufrir.

Con la misma determinación de resumir podríamos formular cuatro premisas que nos llevarían a entender la clave de los vicios del lenguaje:

1. La inmensa mayoría de los vicios del lenguaje proceden de la hipercorrección y se apoyan, claro está, en la escasa relación de la gente con la letra impresa.

2. La hipercorrección procede de la voluntad de estilo, del afán de hacerse más refinado y elegante expresándose de forma estilizada, rara, complicada, etc. Todo lo que marque la superioridad social del que habla respecto del oyente.

3. Ese fenómeno de corrupción del lenguaje por hipercorrección termina deformando el medio de relación de nuestra sociedad, confundiendo los nombres, haciéndonos herméticos para los demás que hablan nuestro mismo idioma e impidiéndonos saber qué estamos diciendo realmente.

4. En la medida en que combatamos la hipercorrección accedemos a otra forma de expresarnos más directa, más clara y más orientada a hacernos entender. Y con ello damos un paso en el camino de superación espiritual que tanto necesita nuestra sociedad.


CASOS DE HIPERCORRECCIÓN


1. Polisilabismo:
escuchar_ en lugar de "oír",
"utilizar" en lugar de "usar" o "emplear",
"realizar" en lugar de "hacer",
cancelar_ en lugar de "pagar",
colocar_ en lugar de "poner",
"finalizar" en lugar de "terminar", "acabar", "concluir",
"extraer" en lugar de "sacar",
"desear" en lugar de "querer",
"poseer" en lugar de "tener".

Y muchos otros (están en cursiva_ los que son inadmisibles porque casi siempre quieren decir otra cosa).

2. Esdrujulismo: uso de palabras como esdrújulas aunque no lo sean: "méndigo", "síncero", etc., o preferencia de las formas esdrújulas cuando se admiten también graves: "ícono"

3. Falsos diminutivos: pepa, ocal, apeto, Márgara, etc.

4. Dequeísmo y antidequeísmo (ya vistos).

5. Uso del "que" galicado (ya explicado).

6. "Subjuntivismo", como otra forma de complicar las frases para darles "clase", muchas veces en detrimento de las formas de futuro que se usan para expresar la incertidumbre: "No sé quien haya llamado"_ en lugar de "No sé quién habrá llamado".

7. Tendencia a formar palabras innecesarias y sin un sentido claro con base en raíces de otros idiomas, como es el caso de "inequidad"._ (Ésta es una desafortunada adaptación de "inequality", pero esta palabra significa "desigualdad", mientras que "equidad" significa "justicia". Ya no se sabe de qué se habla. ¿Cuántos de los que hablan de "inequidad" podrían definir la "iniquidad"? Lo más probable es que lean que saltar sobre una anciana sea una iniquidad y entiendan que es una desigualdad, que la anciana también debe saltar sobre el victimario, como en una comedia de Lope.)

8. Prurito de decencia, como el que lleva a llamar oídos_ a las orejas y "cola"_ o "rabo"_ al trasero. Al respecto, el diccionario no atribuye ningún rasgo especial a "culo", pero sí aclara que son malsonantes y vulgares muchas expresiones en que se menciona esta trascendente región del cuerpo. No faltará la persona ofendida que manda a otra a que le den por el rabo (m. cola [extremidad de la columna vertebral de algunos animales]).

9. Tendencia a llenar el habla o la escritura de ripios que la alargan y complican, a veces violentando el sentido de las palabras: "delante nuestro".

10. Preferencia de las formas que violentan la concordancia normal de las palabras: "los analfabetas"._ , "el esgrima"_ (Hay muchas otras, que ni siquiera se sabe que tienen masculino y femenino, como "estratego", "polígloto", "autodidacto", etc., pero éstas no se han usado nunca en Colombia y su difusión comenzó ya con un malentendido. No ocurre tal cosa con "analfabeto": cuando yo era niño todos mis profesores decían "el analfabeto". Sólo que "el analfabeta" suena más "culto". ¡Entonces eran los pobres los que se expresaban bien! Es que todo empieza en los estratos altos.)

11. Tendencia inversa a la que lleva a simplificar la pronunciación, como cuando la gente dice "rumbiar"_ en lugar de "rumbear", "paladiar"_ en lugar de "paladear", etc., la tendencia de la hipercorrección es a poner "e" donde normalmente va "i": "negocear",_ "vacear", o bien a poner "o" donde el uso normal impone "ue": no se "cole".

12. Uso de perífrasis innecesarias y ridículas para rehuir las formas normales, como "el día anterior" en lugar de "ayer", y muchas otras. (Gracias a Astolfo Sánchez por los dos últimos casos.)

13. Pronunciación complicada y aparatosa de palabras que se escriben y se pronuncian con "s" o con "s" y "c", vicio que a veces pasa a la escritura: "excéptico", "expontáneo".

Nótese que la mayoría de esos vicios se asocian con gente muy ignorante. Algunos lo son, como la mayoría de los falsos diminutivos o la deformación de verbos como "negociar". Pero por lo general su origen está entre la gente supuestamente culta: la señora "fina" decía siempre "colocar" cuando se refería a un objeto, la persona menos instruida deduce que "colocar" es más elegante que "poner" y terminan colocándose la camisa. Y todo el mundo sabe que un escritor colombiano es sobre todo un hábil buscador de palabras raras en el diccionario, lo cual ocurre también con los abogados y en menor medida con los médicos. No tardará en ser popular hablar de "inequidad" y usar el subjuntivo con el verbo "saber".

En resumen, el viejo problema de inautenticidad de nuestros valores y principios, el viejo vicio de aparentar. En la lengua sólo salen a flote esas pulsiones, y tal vez sea un buen terreno para hacerles frente.

Comments:
Muy cierto es. Nos encanta aparentar y creernos gringos de tercera clase. Mi pelea esta cazada con aquello que mezclan el inglès con el español. Porqué tienen que hacer eso? si existen los equivalentes en español porque no utilizarlos? Sabe, el otro día esta enseñando en clase de inglés la palabra futile cuyo equivalente en español es fútil y puede creer que nadie la reconociò? no señores, que viva el español y que viva el inglès pero no revueltos POR FAVOR.
 
Estimado Jaime: Para complementar su excelente nota, le dejo unas cuantas hipercorrecciones de uso común, incluso entre personas que podrían ser consideradas como cultas:
Rocea las matas, por rocía
Vacea la leche en la jarra, por vacía
El diente está careado, por cariado
El carro chirrea, por chirría
Sóldeme las gafas, por suéldeme
No se cole, por cuele
Y una palabrita que se inventaron y ya hizo carrera dentro del periodismo: “El insuceso ocurrió por la mañana cuando dos busetas chocaron”. Existe suceso, pero no insuceso.
Las palabras muy usuales les parecen incultas y para refinarse no dicen ayer, sino el día anterior. En estos días en las noticias deportivas alguien dijo: el penalti se reiteró porque el arquero se movió. ¿Qué tenía de malo decir “repitió”?
Pero indudablemente, se lleva el campeonato una crónica desde el congreso el mes pasado:
“El senador se colocó rojo de la ira”. Vaya, ahora las gallinas colocan huevos, y no son ponedoras sino colocadoras.
 
Vaya, que buen artículo, he aprendido bastante.

Es muy común oir gente "palabrear estupideces", como lo dice un buen amigo, queriendo ser más elegante, o apartentar cultura con gente de su mismo nivel, y es cuando nacen barbaridades como el sesquipedalismo, que debo decirlo, me encanta estudiarlo.

Hace poco publiqué en la enciclopedia gratuita "Wikipedia" un artículo sobre el sesquipedalismo, el afan innecesario or alargar palabras. El vínculo está aca: http://es.wikipedia.org/wiki/Sesquipedalismo

Le recomiendo revisar el artículo, ya que quiero complementarlo, cada vez veo nuevas palabras, ¿Puede creer que hay perosnas que dicen "autosuicidarse"?, aparte de cómico, terrible para el idioma.

Agradezco cualquier colaboración que puedan prestar con el artículo, quiero que sea una buena fuente de referencia para la gente, actualmente estoy escribiendo un artículo sobre el esdrujulismo, y luego uno sobre el dequeismo.
 
Vaya, que buen artículo, he aprendido bastante.

Es muy común oir gente "palabrear estupideces", como lo dice un buen amigo, queriendo ser más elegante, o apartentar cultura con gente de su mismo nivel, y es cuando nacen barbaridades como el sesquipedalismo, que debo decirlo, me encanta estudiarlo.

Hace poco publiqué en la enciclopedia gratuita "Wikipedia" un artículo sobre el sesquipedalismo, el afan innecesario or alargar palabras. El vínculo está aca: http://es.wikipedia.org/wiki/Sesquipedalismo

Le recomiendo revisar el artículo, ya que quiero complementarlo, cada vez veo nuevas palabras, ¿Puede creer que hay perosnas que dicen "autosuicidarse"?, aparte de cómico, terrible para el idioma.

Agradezco cualquier colaboración que puedan prestar con el artículo, quiero que sea una buena fuente de referencia para la gente, actualmente estoy escribiendo un artículo sobre el esdrujulismo, y luego uno sobre el dequeismo.
 
Lamento informarle que en su catálogo de hipercorrecciones no he encontrado ninguna hipercorrección (salvo que alguna suelta se me haya pasado por alto)... Debería ud. estudiar más antes de ponerse a escribir de estos temas, y sobre todo, antes de precisamente quejarse de cómo hablan o escriben los demás!

Pablo Usabiaga, Lic. en Lingüística
Universidad Nacional del Sur
República Argentina

Dto. de Humanidades UNS
12 de Octubre esq. San Juan
5º piso
 
Con respecto a lo señalado por CEFOCA: cuando vi que había escrito un artículo llamado sesquinosecuántos, me puso a temblar. Me pregunté si ya la comunidad de wikipedistas habría hecho su labor de limpieza y por suerte sí :)
La comunidad funciona a las maravillas y el artículo en cuestión ha sido oportunamente borrado.

Por cierto, Wikipedia es gratuita, pero definirla como "enciclopedia gratuita" es casi una grosería; sería como decirle a alguien que nos pregunta qué es una playa marítima, que es un "lugar gratuito"...

Saludos
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?