<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d13226666\x26blogName\x3dGazapping\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/\x26vt\x3d4069063535188383637', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

7.06.2005

"Déjeme afeitar" - "No se me da la gana"

Hace unos días hice una lista que resultó bastante larga de casos de hipercorrección, y he tenido que ampliarla varias veces, a todas horas encuentra uno nuevos casos de vicios derivados de ese afán de mejorar el idioma, de hacerlo digno de gente con tanta "clase" como nosotros.

Por ejemplo, eso de suponer tranquilamente que el pronombre enclítico de un verbo transitivo ("Déjeme") se aplica a uno pronominal que va después de éste("afeitar"). Es decir, que en el segundo caso el "me" sobra.

¡Eso de que haya que decir dos veces "me" que se quede para los de estratos bajos!

Claro que si es el caso de un barbero, "afeitar" no es algo que necesite su enclítico propio, con lo que la frase del título sería correcta. El barbero no "se" afeita cuando ejerce su profesión, sino que afeita a sus clientes.

En todos esos casos, muy frecuentes, se debe poner de nuevo el "me", pues forma parte del verbo. "Déjeme afeitarme." Al que le preocupe que esto no suene tan eufónico ("bonito"), habría que recomendarle otra construcción: "Déjeme, que ahora estoy ocupado afeintándome", etc.

Por fortuna, para enmendar esa omisión se ha difundido la costumbre de añadir un "se" a la expresión "darle a uno la gana". Y es vicio universal, como lo de poner en subjuntivo el verbo "creer" cuando se hace una pregunta: "¿Creen que yo sea bobo?".

Resulta que ese "se" sobra por completo: "Ay Moralito a mí no me lleva, / porque no le da la gana". Ese "se" es una de las peores entre las muchas cosas feas que uno oye cada día. Basta con imaginarse otra expresión con "dar": "Se me dio hambre", - "Se me dio mucha tristeza ver que los niños no comían más que naranjas".

Comments:
Permitame decirle que muy a mi pesar, esta explicaciòn estuvo muchisisisìsimo màs densa que las habituales. No es que no entienda pero le molestarìa diluirse un poquitin? por favor?

Admiradora Suya
 
Respuesta a mi admiradora anónima (jaja): gracias por decírmelo, y no es por cortesía sino porque realmente uno se embelesa con sus chistes y se olvida del interlocutor, cosa que ocurre porque el interlocutor inmediato es la bendita pantalla.

Mientras escribo pensando en la soledad del que escribe y en lo que tarda en recibir respuesta de un interlocutor se me ocurre que esa imagen sería perfecta para una recreación del mito de Narciso en un cuento irónico.

Se trataba de que una ninfa se enamoró del divino Narciso y éste la desdeñó y la ninfa le pidió a una diosa que le hiciera experimentar eso, amar sin ser correspondido. Y él fue un día a tomar agua a un estanque y de repente vio entre las aguas una figura bellísima que lo miraba con extrema curiosidad, cada vez más, cada vez más como admirada de su interés y a la vez embelesada... Hasta que la criatura fascinante le resultó irresistible y se lanzó a abrazarla, y se ahogó.

Podría un ciberadicto encontrarse una prosa tan encantadora para él que le pareciera la respuesta clara a todo lo que siempre se había preguntado y el ordenamiento preciso del mundo y poco a poco irse perdiendo en ese texto hasta que las razones que se iban exponiendo lo iban arrastrando, sin resistencia posible, al abismo de la locura, del que estaba tratando de curarse cuando encontró ese texto suyo en la pantalla. Ese texto de antes de perder el juicio.

Sería gracioso, pero no sólo sería el mito de Narciso sino también una versión espuria del Quijote, y también de un cuento de Julio Cortázar que se llama "Continuidad de los parques", en el que el personaje resulta asesinado en la novela que está leyendo.

Gracias por su comentario. Intentaré explicar mejor el problema en el mismo post.
 
Para ser franca, creo que me quedo con la página de pensemos. Es ahí donde lo encuentro en el punto intermedio, no esa de "malas" como en pais bizarro ni tan denso como en gazapping. De todas formas, siga escribiendo que yo lo sigo leyendo y aprendiendo. ;)

Su Admiradora, (que cerebro señor,m qué cerebro)
 
Lo que yo saco de enseñanza es que no estoy siendo suficientemente claro en esta página de discusión sobre el lenguaje.

A ver si consigo mejorar. Un saludo.
 
Jaime, no es fácil tratar de explicar las complejidades del lenguaje. Yo leo con avidez sus publicaciones porque me interesa mucho escribir bien, hablar bien. En otras palabras, comunicarme de una manera apropiada. La gente en general no entiende eso. Súmele la muy pobre educación, la falta de lectura, el poco interés y se enfrenta a una labor titánica. Humildemente le sugiero que incluya en su “blog” los principios básicos de gramática y lenguaje. Fíjese que usted habla de “pronombre enclítico”, yo le aseguro que hay mucha gente que no tiene ni idea de lo que es un pronombre. Mucho menos enclítico. Es difícil aceptar que una persona que ha pasado por primaria, bachillerato y universidad no tenga los conocimientos mínimos de lenguaje. Pero es una realidad y en la medida en que usted explique los fundamentos facilitará la comprensión de lo escrito.

Vi un aviso en una tienda que decía: “Se necesita personal de ambos sexos”, todavía me pregunto si hay tanto hermafrodita interesado en ser dependiente de un mini supermercado.

Buen día
 
Para Crítico: sí, claro, casi nadie sabe lo que es enclítico, ni falta que hace. Lo que pasa es que la gramática tiene un lenguaje específico complicadísimo que no obstante todo el mundo puede entender. He conocido personas muy leídas que no tenían ni idea de lo que era "subjuntivo", pero en cuanto les explicaba qué era lo entendían. Con "enclítico" pasa que está el vínculo y la explicación del diccionario.

Y en ese caso, a pesar de la jerga, se puede entender que está mal dicho "Déjeme afeitar" por "déjeme afeitarme".

Es que a veces las explicaciones son complicadas sin remedio, pero el que no puede atender mucho a ellas se puede quedar con el dato esencial. Y ya he explicado en el post sobre el calambur que la gente realmente no necesita saber mucha gramática para expresarse bien, sólo tener modelos que lo hacen. Por eso también la gente que lee este blog, la gente que tiene blogs, puede prestar atención a esos problemas. Porque no son los últimos monos sino gente con estudios y lecturas.

Si al menos prestaran atención las 50 o 100 personas que trabajan haciendo los guiones de las telenovelas. No hay un error de los que he señalado en todo el blog que no sea lo regular en esos productos. Sobre todo ese infame "se los advierto".

En cuanto al personal de ambos sexos, creo que no es problemático. Personal: 4. m. Conjunto de las personas que trabajan en un mismo organismo, dependencia, fábrica, taller, etc./
Esas personas son de ambos sexos. Tal vez sea algo discutible o poco preciso, pero al lado de "cancelar una cuenta", "colocar una denuncia" y todos esos casos de hipercorrección, es más bien tolerable.

Un saludo.
 
Cierto es lo que usted dice. Las novelas y los noticierosno son el mejor modelo a seguir en cuanto a lenguaje (y al resto) se refiere. En cierta ocasiòn vi a Adriana Arboleda decir que la ùltima pelìcula de Jeniffer Lòpez se llamaba "hecha en Nueva York", cuando la pelìcula llegò al paìs se llamaba "Maid in New York", osea "Mucama en Nueva York" lo que evidencia tan solo una sola cosa: Al periodista que hizo la nota no le enseñaron en la universidad que la fuente primaria de cualquier comunicador es el DICCIONARIO. Por supuesto no me voy lanza en ristre en contra de la presentadora porque dudo mucho que la señora sepa siquiera què es fuente periodìstica.

Cordial Saludo, Fiona
 
Hola Fiona.

Lo más divertido del "Maid in New York" es que busco en el diccionario la pronunciación de ambas palabras y aparece exactamente lo mismo. Con lo que no se puede acusar a Adriana ni al redactor de desconocer el inglés, sino de desconocer la lectura. Claro que podría ser un producto tan audiovisual que no apareciera escrito por ninguna parte.

Un saludo.
 
Mi estimado Jaime, con todo el respeto que usted se merece me siento obligado a disentir de su comentario. El diccionario podrá decir lo que sea, pero la pronunciación de las dos palabras si difiere en la realidad, en el día a día, aunque se necesita un oído bastante entrenado para notar la diferencia. Y difiere aún más si es pronunciado por un británico.

"Made" suena con una ei suave y corta. El ei tiende a sonar "aei" Y La "de" del final es corta. "Maid" alarga el sonido ei, el cual es claramente "ei" y alarga la "de" final.

Es algo parecido a lo que pasa con "sheet" y "shit". Muy similares pero si no se tiene cuidado.......

Para terminar, lo de esa periodista es pura cuestión de cuidado, lectura e información. A veces creo que se aprovechan de la ignorancia del público, claro que siempre hay gente que les pesca los errores, como hizo Fiona.

Saludos.
 
Para Crítico:

Lo que pasa con esas cuestiones de fonética es que es muy difícil transcribir los sonidos de una lengua como el inglés para que alguien de habla española los reproduzca. En el diccionario Oxford bilingüe aparece para ambas palabras "meïd", como dando a entender que ese sonido "ï" es una "e" cerrada.

A ver: primero, yo tengo un oído espantoso tanto para las lenguas como para la música, cosa que no me avergüenza ni me amarga mucho porque no es mi culpa. Por eso no puedo decir sobre la pronunciación nada distinto a lo que dice el diccionario. Pero después, suponiendo que no haya diferencias naturales notables entre los 300 millones de personas que hablan inglés y los 300 millones que hablan español en América, en conjunto el español es más bien pobre en matices vocálicos, por lo que aun gente dotada de buen oído tiene problemas con las vocales del inglés.

En lo demás, completamente de acuerdo.
 
Mi punto es que se escriben diferente y por lo tanto estaban en la obligaciòn de corroborar la informaciòn. si no lo hicieron fue primero por fìsica pereza y segundo por exceso de confianza.
Saludos, Fiona
 
Mi punto es que se escriben diferente y por lo tanto estaban en la obligaciòn de corroborar la informaciòn. si no lo hicieron fue primero por fìsica pereza y segundo por exceso de confianza.
Saludos, Fiona
 
perdòn, estaba embobada
 
Para Fiona: sí, tiene toda la razón. Nadie se lo discute. Yo sólo apuntaba que hay personas con poquísimo hábito de lectura que no obstante entienden el inglés y se hacen entender en él, mientras que hay traductores muy buenos que sencillamente no pueden hablar.

Una vez en Nueva York unos muchachos dominicanos me pidieron un cuore. Cuando por fin conseguí entender que querían un quarter, me quedé pensando si ellos alguna vez habrían pensado que esa moneda correspondía a 1/4, aunque claro que sabían que cuatro de ellas hacen un dólar. No, la cuestión que me preguntaba es si ellos entendían que su cuore era quarter, palabra que uno no puede dejar de asociar con "cuarto".

Y es por lo que comentaba en el post sobre el calambur, que la gente, tal vez la mayoría, por ejemplo en Colombia, no sabe escribir bien "ahí", entre otras cosas porque la pronunciación "a-i" es infrecuente y en el registro popular es normal "ai". "Eso vale porái diez mil pesos." Lo mismo que "haber".

Pero claro, al periodista se le paga precisamente para que transmita y explique la información. Si no la llega a entender, está haciendo mal su trabajo.

Un saludo.
 
Estaba disfrutando mucho este blog hasta que me encontré con la frase: "¡Eso de que haya que decir dos veces "me" que se quede para los de estratos bajos!"

Si es por hacerle caso, no me quedaría otra que decir "me" dos veces. Y a la gran mayoría de la población, también. No, gracias. Lo suyo es como desear más pobreza para el pobre.
 
Respuesta al anónimo de las 7:48 AM: ¿Qué entendió usted? Ya no me interesa siquiera que las ironías se pierdan, la cosa va más lejos, hay algo espantoso de incapacidad de leer (o definitivamente de incapacidad mía de expresarme).

1. SE DEBE DECIR "ME" DOS VECES. Es lo que trato de explicar: la frase correcta es "déjeme afeitarme", y así miles de cosas. Sencillamente la forma pronominal (con "se", "me", "te") cambia el verbo, una cosa es afeitar (oficio del barbero) y otra cosa es afeitarse. Nunca debe desaparecer el pronombre.

2. Eso de "para los de estratos bajos" es una burla al arribismo de la gente en Colombia, que vive deformando el lenguaje para darse aire. ¿Es tan difícil entenderlo?
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?