<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d13226666\x26blogName\x3dGazapping\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://gazapping.blogspot.com/\x26vt\x3d4069063535188383637', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

9.04.2005

El lenguaje en la "blogósfera"

Primero vamos a considerar el término "blog". Éste deriva de "weblog", "cuaderno de navegación de la red". El nombre "bitácora" corresponde a la jerga de los marineros, y alude a un pequeño armario que iba en los barcos antiguos al lado del timón: "cuaderno de bitácora" es la forma de llamar en jerga a lo que llamaríamos "cuaderno de navegación". Es muy importante recordar ese aspecto de jerga, pues se trata de algo que distancia y genera jerarquía de los hombres de cualquier profesión respecto de los profanos. En un libro de barcos leí que un marino que se respete no debe rebajarse nunca a usar el término "brújula" para referirse al compás.

De modo que tenemos el término "blog" (5.390.000 entradas en páginas en español en google) y por otro lado "bitácora" (2.260.000), más o menos la mitad, quizá menos de la mitad porque algunas entradas de "bitácora" aludirán a la marinería. Pero es que mientras el "blog" sólo es el nombre nuevo en inglés de una cosa nueva, la bitácora es algo que no tiene nada que ver con la informática, salvo yendo como a la deriva de una figura retórica a otra, de la difícil metonimia que se establece entre "bitácora" y "cuaderno de bítácora" (como llamar "chaqueta" a la billetera) a la gastada metáfora de llamar "navegación" al acto de ir de una página de internet a otra. No siempre quien lee un blog está "navegando".

En la resistencia a hablar de "blogs" no sólo está la adhesión al purismo idiomático, sino también... ¡pues lo mismo que hizo del español la lengua en que las tres letras del "log" se convierten en las dieciocho de "cuaderno de bitácora"!, la necesidad de engolamiento y jerga que marque el rango de quien tiene su "bitácora" y mira por encima del hombro a los desgraciados que hasta tendrán que trabajar.

Pero el medio que forma el conjunto de los blogs tiene un nombre que con las bitácoras resultaría un poco más retorcido, aunque la aptitud de los doctores daría para eso, la "bitacorósfera".

La esdrújula la pongo adrede para acentuar el efecto cómico, porque es que así como se buscan términos raros y con muchas sílabas, también se tiende a esdrujulizar cuanta palabra parezca permitirlo. Forma parte de lo mismo.

Tal cosa ocurre con "blogósfera", tal como se llama al medio de los blogs en la revista Semana, por ejemplo en el artículo de Miguel Olaya que aparece en la edición de esta semana.

Vamos a examinar primero en el diccionario las palabras terminadas en "sfera":

Biosfera · cromosfera · atmosfera · atmósfera · noosfera · oosfera · estratosfera · exosfera · fotosfera · hidrosfera · litosfera · magnetosfera · pirosfera y troposfera.

El único caso en que se admite la forma esdrújula, que tampoco es la mejor etimológicamente, es en "atmósfera".

Pero mirémoslo en páginas en español de google: "blogósfera" aparece sólo en 5 de las primeras 100 entradas, correspondiendo las restantes 95 a "blogosfera".

Con lo que sale que "blogosfera" no sólo es más acorde con las normas académicas, sino también de uso más generalizado. y que el término "blog" parece más adecuado y con más futuro que "bitácora".

Comments:
Concuerdo contigo. Cuando quieren, importan extranjerismos sin necesidad. Y cuando quieren, y cuando importar el extranjerismo sí es válido -porque designa una nueva realidad o matiza una ya existente-, entonces se rebuscan alguna traducción.
 
Julián, ese fenómeno de la cultura literaria y del lenguaje como elemento que marca la jerarquía y excluye al que no presenta los rasgos de la casta dominante es tan interesante que los cuáqueros habían prohibido la poesía y el arte, y así como en los colegios obligan a todos los niños a llevar el uniforme para que no haya gente que estrena todas las semanas y gente que está todo el año con la misma ropa, allí era obligado hablar en la jerga de la secta: la aspiración igualitaria no era una frase útil para fomentar la envidia de la gente cuando conviniera, sino un compromiso serio.

Ahora, si evaluamos el conjunto de la cultura, los descendientes de los cuáqueros han creado más poesía y más arte que los de 20 generaciones de aristócratas criollos en Latinoamérica.

Saludos.
 
Desde hace años, yo y la gente con la que trabajo hemos empleado el nombre de cuaderno de bitácora para el cuaderno que todo informático o administrador de red tiene al lado donde va anotando todos los retoques e incidencias. Digo que lo usábamos antes de que aparecieran los "blogs" y casi antes de la web.

Cuando oí por primera vez nombrarlos como bitácoras me pareció la denominación en español más apropiada. También hay gente que sigue hablando de "firewalls" cuando en español tienes un nombre tanto o más bueno que firewall lo es en inglés: cortafuegos. Hay gente que emplea el nombre en inglés, incluso con acento inglés para darse importancia y marcar distancias con la gente de la calle, que no sabe "computing".
 
Me volvió el alma al cuerpo. Gracias. Fiona
 
Para byj:

Es que "cortafuegos" es una traducción apropiada de "firewalls", tanto que aparece en el diccionario en el contexto concreto del edificio que tiene su muro cortafuegos. Lo que pasa con "bitácora" es que no es un cuaderno sino el armario en que se guarda ese cuaderno, y el hecho de que en su gremio lo usaran antes de los blogs sólo hace referencia precisamente a la jerga de un oficio.

Ciertas palabras inglesas, sobre todo nuevas, se hacen tan obvias que entran a formar parte del acervo de la lengua. No he oído nunca ninguna queja porque haya un sistema operativo que se llame "Windows" y no "Ventanas", lo mismo que ocurre con la memoria RAM, que también se podría traducir.

Entonces "bitácora" tiene el problema de que no corresponde a "weblog" y de que la inmensa mayoría de los hablantes no saben qué significa en español, ni siquiera el cuaderno de bitácora. Por no hablar de que en lugar de una sílaba usa cuatro.
 
Cual sería la forma correcta ha habido o han habido?
 
Para el anónimo del último mensaje: SIEMPRE "ha habido". Eso está explicado en el primer post de este blog. Sólo es tocar la tecla fin.
 
Pensaba que bitácora era una palabra válida para hablar de "diario" o "registro" teniendo en cuenta, creo, Viaje a las estrellas: "Bitácora del capitán, año estelar bla bla bla". ¿El tal "cuaderno de bitácora" no se reduce a solo "bitácora" por extensión o por alguno de esos fenómenos? Es una palabra un tanto jarta, igual.

Digamos que una traducción pa' blogósfera sea "orbe bitacoral electrónico".
 
Para Juglar del Zipa:

Es que eso de Viaje a las estrellas es precisamente una traducción, y en el original sería "log".

En estos días se me ha ocurrido que sería válida la españolización de "blog" en "bloc", pues a fin de cuentas el cuaderno electrónico se parece más a un bloc que a una bitácora: hay un taco inagotable de hojas sueltas que uno coge para hacer su deposición más o menos como los niños tienen su bloc de dibujo. Tendría la ventaja de que no cambiaría la pronunciación corriente y nadie se sentiría traicionando a su patria lingüística por usar una palabra inglesa.

Aunque para eso también se le podría proponer a la academia que aceptara el verbo "enter", conjugado como "vender": tiene la increíble ventaja de que ya aparece en casi todos los teclados, con lo que el usuario no tendría que pensar en su significado. A fin de cuentas entre darle el golpecito a la tecla de retorno manual y "aceptar" hay algún matiz que se pierde.

Pero mucho antes de ponerme a escribirle a la academia le cuento mi ocurrencia a la gente, y aun después de escribirla no sé si me atreveré a enterla o no.
 
Mi padre, tan neurótico como usted en cuanto a problemas del lenguaje -cosa que medio me ha heredado, leyó desprevenidamente esta vaina y está de acuerdo con lo de la tilde. Así que le pregunto: ¿Tiene que ver directamente con la esdrujulización que criticaba Cuervo en "el lenguaje bogotano" (méndigo, médula y no sé qué más...)?
 
Para Juglar del Zipa:

Yo creo que la idea de escribir "blogósfera" es pura contaminación de "atmósfera". Recuerdo todavía la sorpresa que tuve cuando me enteré de que "estratosfera" no era esdrújula.

Y el esdrujulismo existe hoy en muchos sitios, aunque es característico que en Latinoamérica cada vez que hay doble opción se escoja la esdrújula: ícono, íbero, etc.
 
Evidentemente es contaminación de atmósfera, que al fin y al cabo, creo, es la única palabra con "sfera" que se usa comúnmente. Ya por qué terminó volviéndose esdrújula, usted me dirá.

Yo personalmente no tengo nada en contra de la imitación, especialmente tratándose de neologismos y sobre todo si son necesarios (como parece ser blogosfera/blogósfera). Si efectivamente imitáramos el inglés (como supone julián) habría sobrado su observación pues se dice "blogosfír". Lo malo del inglés (a mi parecer) es que mochan las palabras terriblemente, despojándolas completamente de su sentido.

La historia de la plabra blog está documentada en la wikipedia.
 
Para Juglar del Zipa:

Yo tengo como el prejuicio de que el origen de la esdrujulización de "atmósfera" es esnob, porque cada vez que se hurga en rasgos peculiares de la lengua se encuentra uno con la voluntad de estilo.

Queda la cuestión de por qué la esdrújula es seductora para el esnob. Las palabras "graves" también se llaman "llanas", y esa "llaneza" es precisamente un rasgo del español, tal vez la lengua occidental en que más predominan esas palabras en medio de la abundancia de sílabas (en inglés siempre hay menos sílabas).

Respecto a la afirmación de Julián, tengo entendido que se refería a "bitácora", palabra larga y rara que se buscó para españolizar "blog", al tiempo que en otros contextos se busca la palabra inglesa, siempre con esa misma voluntad de estilo como elemento determinante.

Acerca del inglés, la cuestión es mucho más complicada. A mí me parece la lengua verdaderamente moderna, la que se ahorra la complicación de los géneros y las conjugaciones, y también de los sufijos. Todo es práctico, no hace falta ser poeta para decir "to blog", ni haber oído la expresión antes.

Pero por eso mismo de ser una lengua más moderna y de que la población de habla inglesa va como en la proa del planeta, es gente que está más expuesta a fenómenos corruptores como el "mochamiento" de las palabras. No puedo dejar de acordarme del Minamor y demás términos de la neolengua de Orwell: a lo mejor él estaba más cerca de ese desarraigo de los términos y lo atribuyó al totalitarismo de su época. Le llamaba mucho la atención que "Comintern" ya no fuera "Internacional Comunista", ni mucho menos "Asociación Internacional de los Trabajadores", sino una noción nueva cuya definición era como obvia y ajena a los términos que la componían.

Heidegger le dijo a Víctor Farías que la gente de lenguas romances no podía pensar porque su lengua siempre remitía a raíces ajenas, a raíces que sólo los expertos llegaban a conocer, mientras que en alemán eran inmediatas. Un poco eso mismo pasa cuando las palabras ya de tan breves y concisas y expresivas no dejan ver de dónde vienen.

Y para nosotros ese desarraigo es aún más grave. Por eso estaría bien adoptar "bloc", y "enter", y quién sabe si sea demadiado tarde para llamar "máquina" y "programa" al hardware y al software.
 
En vez de estar pendejeando, entren a nuestro programa de adoctrinamiento de segundo grado: http://edicionesclinicas.blogspot.com
¡Saludos!

P.D. ¡EXCELENTE este blog!
 
Ayer vi un programa en History Channel (odio ese canal) en el que hablaban de una de las invasiones de Anibal a Italia. Pues bien, en la traducción tenían a bien decir Cártago. Y decían y decían y decían Cártago. Me pregunto por qué no decían también Ánibal si así es como se dice en inglés.
 
"bitácora" como cuaderno de notas es ampliamente usado desde los setentas cuando el capitán kirk, traducido por mexicanos, hablaba de su "bitácora de vuelo" al relatar sus aventuras en la enterprise.

(de nuevo, ahora que lo pienso, comparable a la apropiación del "bizarro" que usted me comentó)
 
(La siguiente carta la envié al sr Gamboa en respuesta a su "editorial" en Cambio)

Santiago:
Su columna “Blogs, insultos y gente común”, publicada por la Revista Cambio resulta demasiado ligera y un verdadero insulto para la gente común que con algún sentido publicamos nuestra opinión en ése medio, sin tener por ello el perfil enfermizo que usted generaliza como típico del mundo de las bitácoras.

Coincido con usted en que en la blogósfera, (y en general en toda la web) hay un exceso de basura y podredumbre que aterra: basta con entrar a los “foros de opinión” del diario El Tiempo para poder ver toda clase de comentarios anónimos en los que se escupen a la cara de cualquiera bajos sentimientos, ataques y amenazas. Precisamente he sido y soy objeto de éstos en mis blogs por diferencias ideológicas, hasta el punto de haber pensado en abandonarlos.

Pero el blog como medio de comunicación no es algo tan simple como para concluir diciendo que todo sea malo en él. Hay gente interesante alrededor del mundo, publicando tantas cosas como gustos y aficiones existen. Es cuestión de “husmear” con sentido positivo y entender el medio, no como una competencia a los impecables editorialistas como usted, sino como un espacio alterno de expresión que anima a muchos a escribir y a leer, actividades en decadencia hasta hace unos años.
Sentido Común
 
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?